miércoles, 19 de junio de 2013

Un personaje: Nascimento (Tropa de élite & Tropa de élite 2)

Llevaba años teniendo pendiente Tropa de élite, desde que vi Ciudad de Dios. Y tuvo que ser Cine-on, programando la segunda parte, lo que me recordara que aún no la había visto y que tenía que ponerle remedio cuanto antes.

Si habéis visto la primera parte, y os gustó, poneros en seguida con la segunda. No os defraudará. La película más taquillera de Brasil... y que no llega a nuestro país. Muy triste, pero luego la culpa de que la industria del cine la tiene la piratería, que es gente que baja películas por no pagar 10 euros en el cine. Claro, nunca se habla de las que no llegan. En fin, dejemos el tema a un lado o me cabrearé. Si no habéis visto ninguna, os aconsejo que os las veáis o en sesión doble, o con muy poco espacio de tiempo entre una y otra. Días, semanas como mucho. Que tengáis la primera reciente. Os estáis perdiendo dos grandes películas.

¿Y por qué son interesantes? Dejando a un lado que como películas son buenas, lo que se cuenta lo es. El mundo de las favelas, desde el punto de vista del BOPE, el Batallón de Operaciones Policiales Especiales. Un comando brutal, cuyo método es la violencia. Vemos el daño que hacen los narcos, los métodos del BOPE (ya cada uno que piense si el BOPE actúa bien o mal, o si la película defiende al BOPE o no). Vemos un sistema policial corrupto, y también a los jóvenes de clase media y a
lta que creen que tienen la verdad con sus ideas de izquierdas, aunque siempre hablen desde una posición de la que apenas saben nada, y aunque ellos alimenten el propio sistema de las favelas y el tráfico de drogas. Vemos cómo al final, es una guerra, en la que nadie sale ganando, y se pierde mucho. Una guerra que no parece tener fin, y puede transformarte por completo, como al personaje de André Matias en la primera película. Brutal su evolución.

En la segunda, la corrupción que se muestra va más allá: la corrupción policial es todavía más fuerte, y todo son hilos que se mueven desde el poder político, que ayuda a que Río de Janeiro viva la terrible situación que vive en lugar de ayudar a ponerle remedio. Todos son instrumentos que utilizan para su propio beneficio, no importa quién salga herido en el proceso. La postura de la izquierda vuelve a ponerse en duda, aunque no todo es blanco o negro. La segunda complementa mucho la crítica de la primera.

Y en medio de todo esto, de este sistema podrido, tenemos a Nascimento, el protagonista de ambas películas y de mi entrada. Podría haber hablado solo de las películas, pero es que uno de los motivos que hacen grande a las dos películas de José Padilha es el personaje de Roberto Nascimento, que está al mando del BOPE. Y Nascimento también es grande gracias a su actor, Wagner Moura. Porque Nascimento no es solo el mundo interior del personaje, sino una actuación brillante y un carisma y un algo especial que inunda la pantalla gracias a su actor. Imprescindible la versión original. Yo tuve la desgracia que el día que me puse a ver Tropa de élite, resulta que la tenía en castellano, y no quería esperar para verla, así que la vi así. El doblaje es cutrísimo. Huid de él. Cuando vi la segunda parte me arrepentí un poco (mucho) de no haber esperado a bajarme la primera en VOSE, pero bueno, cuando la vuelva a ver, la veré así.
En la primera parte, tenemos a un Nascimento tan brutal como lo es su BOPE. Ya veremos que, si estás de verdad metido en el BOPE, es en lo que te conviertes. Pero su trabajo le está consumiendo. Además, va a ser padre, y su trabajo es demasiado arriesgado. Necesita un sustituto, y regresar con su mujer y estar con su familia. Pero, ¿cómo abandonar el trabajo cuando forma parte de tu vida? O, directamente, es tu vida. Forma parte de ti, y sería como abandonarse a uno mismo. 

Por otro lado, Nascimento tiene unas convicciones muy fuertes: cree que el sistema está jodido, y quiere arreglarlo. Detesta los policías corruptos, porque ellos solo contribuyen a que el sistema se pudra. Detesta a los narcos, pues considera que hacen lo mismo. Y es contra ellos contra quienes le toca luchar. ¿Sus métodos son los adecuados? Es algo sobre lo que reflexionar cuando ves Tropa de élite. Pero, por mucho que no estés de acuerdo con sus métodos, aunque no estés de acuerdo con sus ideas, Nascimento es un personaje fascinante. Y con unas convicciones muy fuertes.

En la segunda parte, la situación de Nascimento cambia. Y en la segunda parte vemos su completa evolución. Ya he dicho que en la segunda de muestra la corrupción política. Nascimento verá cómo ese sistema está podrido desde lo más profundo. Él siempre quiso luchar contra el sistema, y aquello que jode al sistema. No diré cómo, pero sus métodos cambian, que no sus objetivos. Nascimento comienza a hacerse preguntas. El BOPE era su vida, lo había defendido a muerte. Pero, el BOPE era solo un instrumento. Él mismo era un instrumento de aquellos contra siempre había querido luchar. Vemos cómo el personaje evoluciona, e incluso cómo crece, se hace más profundo. Y hay un par de hechos que suceden en esta segunda parte que definitivamente lo marcarán, y harán que tenga que cambiar y tomar decisiones. SPOILER Uno es la muerte de André Matias. Ha muerto a manos de los policías corruptos. Ha muerto, porque el BOPE era solo un instrumento, y cuando alguien no les interesara, había que quitárselo de en medio. Entonces, ¿qué sentido tenía el BOPE? Y esos mismos policías solo siguen órdenes de los políticos, que lo estuvieron utilizando a él dándole un trabajo para luchar contra el sistema. Un trabajo que resultó una farsa. Y para más inri, esa gente dispara a su hijo. Nascimento tiene que tomar una decisión. Todavía quiere cambiar el sistema. Pero tiene que cambiar su estrategia: no puede seguir recibiendo órdenes de los responsables del mal. FIN SPOILER

A  pesar de los cambios que protagoniza, el objetivo siempre es el mismo: cambiar el sistema para hacerlo mejor. Esta segunda parte completa al personaje, y creo que nos hace comprenderlo mejor. Nascimento es fiel a sí mismo, a su meta. Puede ser un cabrón que ha hecho cosas mal, que tiene una manera de hacer las cosas equivocada. Pero en medio de todo ese sistema de mierda, es de los pocos sinceros. Y como personaje, una gozada. Viva Nascimento.

1 comentario:

  1. Buen articulo. También me gustaron las dos películas, la segunda es ligeramente superior a la primera, también recomiendo como tu, que los que no la hayan visto aun la vean una tras otra. Saludos desde Perú.

    ResponderEliminar