jueves, 12 de diciembre de 2013

Desastroso casting para la película Tomorrowland de Disney en Valencia

Hace tiempo, me enteré de que Disney iba a grabar una película en Valencia. ¡Disney! ¡Aquí! Me pareció muy guay. Además, en la película participarían George Clooney y Hugh Laurie. Y como que hace todavía más ilusión.

Pues estos días, se anunció en los medios de comunicación que iban a realizar un casting para elegir extras para la película en Valencia: niños y niñas, mujeres y hombres, de todas las edades, razas y blabla, hasta los 60 años. Pues pensé que estaría bien acercarse. Adoro Disney, me encanta el cine...poder estar de extra en una película así, solo por la experiencia (aunque no hubieran pagado, pero sí pagan) me parecía bonito. 

Ayer fue el casting de niños. Fue muchísima gente. Normal. Estás publicitando salir en una película con George Clooney. Y se le dio bastante publicidad. Según se ha dicho en los medios, aunque el casting era de 10 de la mañana a 7 de la tarde, antes de hora, se cortó y se mandó a gente a casa porque no se iba a poder atender a todos.

Hoy era el casting de mujeres. Ah, y que no se me olvide: la empresa organizadora es Babieka. BABIEKA. En negrita, mayúsculas y de todos los colores lo pongo si hace falta, para que os quedéis con el nombre.Y allí que fui con una amiga. Llegamos no daban aún las 12 y media de la mañana, y la señorita del blog La princesa prometida, estaba ya allí, probablemente desde las 11:30-40. Y nos pusimos en la cola con ella. En la TREMENDA cola.

                                  
                                  

Y creedme: no se aprecia del todo la cola, porque en la de abajo, daba la vuelta otra vez, así que había otra fila paralela a esa; y cola dentro del recinto dónde hacían el casting.

La cosa avanzaba muy lentamente. Nos preguntábamos: ¿qué harán para que tardes tanto? Pues una foto. Una dichosa foto. Y te ponías en otra cola a entregar papeleo.

Cuando llevábamos poco allí, llegó una de las del casting pegando gritos porque había lío con el papeleo que tenías que llevar (fotocopia de DNI, del número de la seguridad social y de los datos bancarios). Muchas habían llevado fotocopia del SIP, pero han dicho que no valían. Mucha gente ha tenido que irse a su casa, otra ha ido corriendo a hacer fotocopias de lo que faltaba... Ah, y en teoría, el formulario podías rellenarlo allí, pero a esas horas, ya se les habían terminado. Si no llevabas el formulario, a tu casa. Digo yo, ¿no había ningún ordenador en el recinto para que imprimieran más copias? Pero bueno, así se quitaban a gente de encima. ¿He dicho ya que contestaba de forma borde y a gritos? Parece que les moleste hacer su trabajo.

Y bueno, una vez en la cola, a quiénes se enteraban si les llegaban los gritos que daban, también nos hemos enterado de que solo aceptaban a gente hasta la talla 42. ¿Tanto costaba avisar antes? Había gente que llevaría horas en la cola; y otras, que seguro que ni se han enterado y allí seguían. Lo de valorar que a partir de la 42 ya no cojan a nadie, es otro tema.

Bueno, pues ahí hemos seguido en la cola. "Igual a las 4 hemos acabado, si no, estaremos a punto de entrar", decíamos. Qué ilusas. Eso seguía avanzando a un ritmo lentísimo. Cada 10-15 minutos, te movías un poquito en la cola (cuando abrían la puerta y dejaban entrar a más). La verdad, es que no podemos entender como para hacer una foto y coger papeles tardan tanto. Ah, bueno, también hay que contar la parada de la comida (yo he comido de pie, pero seguro que ellos estaban estresadísimos y haciéndose las víctimas porque no tenían casi ni tiempo para comer con tanto trabajo), decían que otro rato que estaban cambiando las pilas o la batería de la cámara...y vete a saber qué más para avanzar tan poco.

A las 5 de la tarde, hemos doblado la última esquina, y ya estábamos en la última recta para entrar en las puertas. Pero más o menos, a partir de las 5 y media, aquello no se movía. Avanzábamos con muchísima menos frecuencia, y menos trozo. Ya empezábamos a temer si nos daría tiempo. Pero desde por la mañana, pensábamos que, siendo ellos conscientes de la cantidad de gente que había y que no podrían atender a todos a ese ritmo, a una hora prudencial avisarían de que a partir de x parte de la cola no cogerían a nadie. Para qué.

Desde esa hora hasta las 7 de la tarde, han salido guardias de seguridad y chicas del casting a mirar la cantidad de gente que había. Y aquello sin avanzar... 

...total, que se hacen las 6 de la tarde. Y nosotras casi al lado de la puerta. Pero aquello no se abría. Y venga salir chicas de la agencia. Sobre las 6, no sé si poco antes o después, una chica ha salido a decir (de malas maneras, con gritos y hablando en mal tono), que más de la talla 42 nada, y que si no teníamos todos los papeles, tampoco.

Si a las 6, y 6 y pico de la tarde sale gente del casting y ve la cola, y te dicen que si no cumples los requisitos que te vaya,as es porque tienen la intención de atender al resto de gente, ¿no? Pero la puerta seguía sin abrirse. Se abrió un par de veces en la última hora, y entró poquísima gente. Además, había problemas porque muchas espabiladas se querían colar. ¿Cómo se evitaba? Las que estábamos en la cola hacíamos piña, amontonándonos para no dejar pasar a las que se querían colar, y armando follón para que todas la señalaran y echarlas así de la cola. Porque los de seguridad, pasando, y mucho. Pues en ese lío de gente, ya al lado de la puerta...

                            

...dicen que hagamos una fila de uno, o no iban a dejar pasar a nadie más. Le decimos que no podemos, porque con todo el mogollón de gente, era imposible. Aún así, la puerta podía abrirse bien, y sabíamos en qué orden íbamos: podían ir pasando una a una si les hubiera dado la gana de controlar. Total, no hemos podido hacer la fila de uno, y a las 7 menos diez pasadas, dicen (todo de mala leche, recuerdo): YA NO VAMOS A ABRIR MÁS, IDOS YA.

Por supuesto, todas estábamos indignadas. Se ha quedado gente que llevaba desde las 11 de la mañana haciendo cola. Yo he estado 7 horas en la cola. ¿Para qué? Entiendo que no dé tiempo a atender a todas si son muchas (en total, habrán hecho foto a unas 2100, porque estando ya casi allí, vimos como el número de una que se hacía la foto era el 2046...,, sí, atender a 2100 personas para hacer una foto y coger unos papeles en nueve horazas...), pero para eso hay métodos: dices que a partir de x hora no vaya nadie, a partir de x punto de la cola, cuentas a las 100 primeras y a las otras les dices que se vayan... Eso, lo habríamos entendido, aunque hubiera fastidiado; pero era lógico. Lo que no entendemos es que desde primera hora haya esa cola, que desde antes de las 6 de la tarde se asomen y vean la cola, y nos den a entender que sí va a seguir pasando gente. Y que en la última hora no dejen pasar a casi nadie. Si ya sabéis que no vais a atender a nadie más, ¿por qué nos dejáis EN LA PUERTA y nos decís que nos vayamos a las 7 de la tarde y de malas maneras?

video


El problema no es que algunas nos hayamos quedado si entrar (no creo que la gente que haya entrado y haya conseguido hacer el casting esté contenta con la organización, la verdad). Han sido las formas, cómo nos han tratado, lo fatal que se ha controlado la afluencia de gente (y sabían lo que había desde el día anterior, en el casting de los niños...). No han sido capaces de poner un tope, y al final, han decidido tratarnos como a basura, y sin tenernos consideración. Les daba igual que lleváramos 7, 8 horas allí. Total, ellos ya tenían a suficiente gente en las fichas como para elegir a las personas que necesitan. Así que, a las demás, qué más daba que nos quedáramos sin entrar y que lleváramos tantas horas de pie o que nos trataran mal. La empresa Babieka se ha cubierto de gloria. Cuando nos hemos ido, a las 7 y 15 o y 20, aún quedaban allí chicas reclamando. Para nada. Para que muy de vez en cuando, solo saliera el de seguridad a decirnos que nos fuéramos a nuestras casas. Y ya está.

Si no podían atender a tanta gente, que controlen la situación. Y que no le hagan esa publicidad. Por favor, luego no tengáis la poca vergüenza de salir en los medios encantados con que haya ido tanta gente, porque os queríais quitar a todos de encima, estabáis de mala leche y os ha sobrepasado la situación. Organización desastrosa. ¿Repetiré algún día en algún casting? Si lo organiza Babieka, desde luego que no.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Mis 25 canciones Disney favoritas

Hacer esta entrada ha sido duro, muy duro. Me he dedicado a hacer un repaso de las bandas sonoras Disney y he ido apuntando las canciones que me gustan mucho (dejando ya algunas fuera). Luego he tenido que dejarlas en 25. Qué sufrimiento. Me he dejado canciones que me encantan muchísimo. He intentado también que haya variedad: igual hay alguna que se ha quedado fuera que me gusta tanto como las de la lista, pero la he sacado para poder poner más cantidad de películas diferentes. Vamos, me duele dejarme muchas de La sirenita o La bella y la bestia, por ejemplo. En cambio, no he podido evitar poner unas cuantas de El rey león, Aladdin o Hércules. No sé si me habré dejado alguna de vuestras favoritas fuera, pero si es así, podéis odiarme en los comentarios, que mis entradas Disney suelen levantar mucha pasión y polémica. Aquí van. El orden es cronológico, no por preferencia (si hubiera tenido que ordenarlas así, ya si que me explota la cabeza).

1- Cavar, Cavar /Hi Ho (Blancanieves y los siete enanitos)

                             

No creo que sea la única que ha cantado un millón de veces esta canción. No la podía dejar fuera. No pongo vídeo con la escena de la película, porque con la escena solo la he encontrado con el maldito re-doblaje. Este es el audio del bendito doblaje original. Además, aunque con los años Blancanieves ha dejado de hacerme la misma gracia que cuando era pequeña, los enanitos siempre serán puro amor.

2- Eres tú el príncipe azul (Once upon a dream) (La bella durmiente)



Otra que no me gusta tanto como en mi infancia, pero hay buenos recuerdos (y la diosa Maléfica). Vale que es un poco cursilada, que Aurora es guapa pero muy petarda... pero bah, esto es Disney. "Eres tuuuu, mi príncipe azuuuuul"... imposible olvidar eso, aunque lleves años y años sin verla.
La he puesto en inglés porque me gusta más así, a pesar de que se pierda la frase que he dicho antes. Así, si alguno no ha escuchado esta versión, puede aprovechar ahora.

3- Chim Chim Chery (Mary Poppins)


Vale que eso de Supercalifragilísticoespialidoso sea lo más mítico. O, por ejemplo, aún hoy puedo cantar aquello de "con un pozo de azúcar...". Pero esta canción ha crecido en mí con los años. Puede que parezca más simple que la Supercalifragilístico, pero me gusta mucho. Me encanta cantar eso de chim chim chery. Y el personaje de Dick Van Dyke es mi favorito de Mary Poppins con mucha diferencia.

4- Busca lo más vital (El libro de la selva)



No sabía si poner esta o Quiero ser como tú (que no solo me gusta la canción, sino la escena entera). Al final me he decantado por esta, ya que como canción me parece más divertida, y Baloo nos enseñó una buena filosofía de vida antes de que llegaran Timón y Pumba. Del trabajo no hay que abusar.

5- Todos quieren ser ya Gatos Jazz (Los aristogatos)


No soy excesivamente fan de Los aristogatos. Me gusta, pero creo que es más flojita que las que considero en mi podio (un podio con miles de puestos, claro). Pero esta canción es genial. ¿O es que tú no quieres ser un gato jazz?

6- Bajo del mar (La Sirenita)


No creo que haga fatal decir nada, ¿no? Temazo indiscutible, que tenía que estar sí o sí en la lista de las mejores de Disney, aunque la lista fuera solo de 5 canciones.

7- Bella y bestia son (La bella y la bestia)


Hay muchas que me gustan de La bella y la bestia. Pero esta es la canción de la película. Es tan bonica. Baladón Disney para cantar a gritos con emoción.

8- Un genio genial (Aladdin)


El Genio es un grande, y el showman perfecto. Una canción suya es un espectáculo. Y punto. Y podría escuchar en bucle esta canción sin cansarme, y lo mismo haría viendo la escena una y otra vez. Si es que el mismo título de la canción lo dice todo.

9- Príncipe Alí (Aladdin)


Otra vez Aladdin, otra vez el Genio. Otra vez otro espectáculo: temazo, el Genio se luce, y canción divertida que podrías escuchar una y otra vez. Es tan guay, que unos amigos y yo, estando en Praga, no se nos ocurrió mejor idea que intentar grabar una especie de lipdub de esta canción. Somos un poco desastre y nos quedamos a medias, porque no éramos capaces de grabarlo de una, y nos quedamos sin tiempo. Pero hasta me acuerdo de alguna de las frases que me tocaban a mí. ¿Cómo no iba a estar esta canción aquí?

10- Un mundo ideal (Aladdin)


Yo te quiero enseñaaar, un fantástico mundooo, ven princesaaaa, y deja a tu corazón soñaaaar.
Otro baladón de pareja puro amor. En inglés hasta casi me gusta más.  Va, ¿quién no quiere subirse en la Alfombra y viajar por todo el mundo en dos minutos mientras canta esto? Perfect date, bitches.

11- El ciclo de la vida (El rey león)



¿Qué fan de Disney no ve/escucha el principio de esta canción y no siente un escalofrío o cómo se le ponen los pelos de punta? Se merece estar aquí. En inglés también.

12- Yo voy a ser el rey león (El rey león)


Yo he cantado esta canción con toda mi pasión creyéndome cada palabra que decía. Todos somos Simba cuando cantamos esto. Que nadie se atreva a decirme que no voy a ser el rey león mientras estoy cantando esto.Además, es una gran excusa para recordar que Zazú era amor, que no todo era Timón y Pumba.

13- Hakuna Matata (El rey león)


Esto es un himno. No solo de los fans de Disney. Va más allá. Era imposible que no estuviera. Sobran las palabras.

14- Can you feel the love tonight? (El rey león)


Y esta sí que la pongo en inglés directamente.En español no me entusiasma, pero en inglés... es una maravilla. Es una preciosidad.

15- Colores en el viento (Pocahontas)


La de millones de veces que habré cantado esto. Cómo me gustaba de pequeña. Le tengo mucho cariño. Y bueno, sigue siendo guay. Es que esta canción sola va a ser mejor que todas las películas que se empeñe James Cameron en hacer sobre Avatar, y mucho más comprometida con la naturaleza. Si John Smith no respetaba mucho ese sitio, yo creo que ya con lo de los oseznos, se le tiene que pasar. Si encima el pivón que has conocido te canta esto y te enseña esas cosas, pues claro, te cambia tu visión de las cosas.

16- Hay un amigo en mí (Toy Story)



Suenan los primeros segundos, y piensas en Woody y Buzz, y cantas irremediablemente hay un amigo en mí. Suena tan bien... y bueno, el mensaje es perfecto para la trilogía. Para la amistad de Woody y Buzz, para Andy y Woody, el resto de juguetes entre ellos, Andy y sus juguetes... Y puede que, mientras la escuchas, recuerdes a esa o esas personas a las que le cantarías esta canción. Entonces, puede que sea todavía más especial.

17- Fuera (El jorobado de Notre Dame)


                                    

Y en esta canción se mezclan muchas cosas. El odio que sientes a Frollo, el villano más humano de todos. Y duele (más ahora que cuando veías esto de niño) lo que le dice a Quasimodo y cómo lo anula. Tenemos también al gran Constantino Romero.
Entonces, Quasimodo se arranca a cantar solo sobre lo que siente. Y me parece una preciosidad de canción. Me emociona bastante. Vamos, que esa canción resume muy bien la película y lo que me produce ahora, que sufro infinitamente más con ella ahora que hace años.

18- Ese es mi destino (Hércules)


Adoro con toda mi alma esta canción. Ya me encantaba de pequeña, pero es que ahora me gusta muchísimo más. Mucho que las películas Disney son para críos, pero creo que esta canción es probable que te guste más con unos añitos más si sigues siendo fan de Disney (si dejas de serlo por hacerte mayor, molas menos que nada).

19- De cero a héroe (Hércules)


Este es el tipo de canción que, aunque igual nos gusten más otras, vamos a cantar mil veces. Ese momento de la película que te hace feliz cuando llega. Si es que yo creo que es imposible ver el título de esta canción y no cantar aunque sea esa frase.

20- I won't say I'm in love (Hércules)


Me gusta mucho también en español. Pero recuerdo que cuando la escuché en inglés, la tuve en repeat infinito. La adoro. Me gusta muchísimo más desde ese día, y claro, sobre todo en inglés. Ah, ¿y cuántas canciones hemos visto de la chica Disney diciendo que no quiere una relación porque te hacen daño? ¿No dicen algunos que son todo princesitas tontas soñando con su príncipe? Ay...

21- Reflection (Mulan)


Anda, otra chica Disney cantando preocupada sobre cosas que no son encontrar a un chico. Qué cosas.
En fin, que es muy bonita. Y momento clave del personaje, cuando siente que ha fracasado y que está decepcionando a su familia, que nunca estará orgullosa de ella. Si te gusta ella, Mulan, te tiene que gustar esta canción.

22- Dulce y linda flor (Mulan)


Pues eso, la canción de la película graciosa cantada por secundarios que te sabes de memoria y que te encanta ver una y otra vez. Vaca, cerdo, pollo, mmmm....
Me encanta que metan sonido asiático en la música, por cierto. Esos sonidos son muy bonitos, y yo creo que le quedan bien a cualquier canción.

23- Strangers like me (Tarzan)


Tarzan no será de mis super favoritas, aunque me gusta mucho. Pero su banda sonora es absolutamente amor. Y aunque suena bien hasta con Phil Collins cantándola en español, en inglés es todavía mejor. La verdad es que, probablemente, podría poner casi cualquiera de la película. Pero al final, me he decidido por esta.

24- Almost there (Tiana y el sapo)


Al hacer el repaso de las bandas sonoras, cuando llegué a Tiana y el sapo no sabía si iba a meter alguna. La he visto un par de veces, y recuerdo que su banda sonora me parecía chula, pero como que le faltaba algo. Me ha dado por buscarla en inglés... y aquí ya no le falta nada. Suena muy bien. Aunque me las quiero escuchar todas bien en inglés, esta es la que más me ha llamado la atención. Así que, está aquí porque suena distinta, y para reivindicar la banda sonora de esta película, ya sea en español, en inglés o como os dé la gana escucharla. Pero merece la pena.

25- I see the light (Enredados)


Con esta canción me pasa un poco como con Can you feel the love tonight?: en español me deja casi indiferente, pero en inglés creo que sí funciona. Suena a típica balada Disney, de esas que escucharías en una habitación hecha de algodón de azúcar. Y es un momentazo de esta película, que adoro con toda mi alma.


EXTRAS:

No podía cerrar la entrada sin mencionar tres canciones más, que no he incluido por ciertos motivos.
Esta es una:


Estaba convencida de que la iba a incluir, pero al ponérmela... pues bueno, la recordaba más larga. Pero es cortísima, y se reduce a repetir palabras sin sentido varias veces, y ya. Que oye, me encantan esos segundos, pero es tan cortita que no sé... al final la dejé fuera. Pero no podía no nombrarla.

La segunda:


El silbido de Robin Hood vale más que muchas carreras enteras, pero tampoco es una canción como las que he metido en la lista. Así que, la he dejado para los extras.

Y la última:


Sugar Rush, con las AKB48 y su única canción buena, para ¡Rompe Ralph! La he dejado fuera porque no es una canción Disney como las otras: las otras aparecen en la película, se cantan... Esta solo aparece unos segundos cuando Ralph llega a Sugar Rush. Cuando sí suena es al final, en los créditos. Me encanta. Es puro amor kawaii, perfecta para el mundo de Sugar Rush. Y me encanta que una canción en japonés suene en una película Disney.

Y así acabo la lista. Con un mundo kawaii de dulces. Muy Disney, no me digáis que no. Sugah laaash~ 


PD: No he puesto nada de Pesadilla antes de Navidad porque yo la considero dentro del mundo Burton, aunque no la dirigiera él y sea de Disney.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Premio Liebster

Bueno, pues el ex gato que se hacía llamar Señor (Nocivo), conocido ahora como Chechu Rebota, me ha nominado a este premio. Decirle que gracias, y que se sienta especial, que igual si me hubiera nominado otro, no lo hubiera hecho. Además, creo que es de los escasos blogs que leo regularmente: siempre que veo que hay actualización. Cosa que hago con poquitos, poquitos. Y ahora, ¿en qué consiste este premio?




Las reglas de este premio son simples:

1. Nombrar, agradecer y seguir al blog que te nominó.
2. Responder a las once preguntas que te han planteado
3. Nominar a 11 blogs con menos de 100 seguidores y dárselo a conocer
4. Plantear 11 nuevas preguntas.



1. ¿Cual es el objetivo que buscabas cuando creaste el blog?
Lo creé por obligación. He tenido muchos blogs en mi vida con cosas que escribía, y siempre han acabado abandonados. En segundo de carrera de Periodismo, un trabajo de clase era crear un blog. Decidí hacerlo de cine, porque pensé que podría hablar de muchas cosas (a raíz de diferentes temáticas de las películas), y que nunca me quedaría sin nada que decir, como me pasaba con los otros blogs. Siempre podría hablar de alguna película, no tendría que obligarme a mí misma a escribir algo sobre cualquier cosa porque sí. Cuando acabé la asignatura, decidí continuar con él.

2. ¿Qué perfil tiene el público al que te diriges?
Pues supongo que gente que tenga un interés mínimo en el cine, o al menos, que le interese alguna entrada en concreto.

3. ¿Cuantas veces has cambiado el diseño del blog hasta llegar al actual?
Creo que un par. No es que piense que es maravilloso y no se pueda mejorar, pero me da pereza y tampoco tengo conocimientos como para dejarlo tan guay como otros blogs.

4. ¿Te has sentido alguna atacado/a por el comentario que te ha dejado algún lector?
Me han insultado mucho, sobre todo en mi entrada sobre Jennifer Lawrence. Pero atacada tampoco me he sentido porque me lo tomo a risa. Siempre que me insulta, el que lo hace ha demostrado tener la capacidad mental de una piedra. No me ofende gente así.

5. ¿Te ha surgido alguna colaboración, gratuita o con remuneración, a raíz de tu blog?
Hace bastante tiempo, en Paperblog me propusieron publicar allí mis artículos. Gracias al blog y lo que escribo por aquí, me ofrecieron colaborar de vez en cuando con el magazine online Tokio Blues.

6. ¿Hay algún blogero en especial que te inspire?
La verdad es que no especialmente. Hay blogs que me gustan, pero no me fijo en nadie en concreto.

7. ¿Qué es lo que más te gusta del mundo bloguer y lo que menos? Me gusta tener la oportunidad de compartir lo que me apetezca; y me gusta poder conocer a gente genial, y descubrir cosas gracias a los blogs. Hay algunos que son mejores que algunos profesionales, escriban en pijama o no.
Lo que menos me gusta es el amiguismo falso que hay, como en todos lados. Blogueros que solo se tiran flores los unos a los otros, y adulan determinados artículos aunque sean malos solo porque es su colega bloguero. Y que, a su vez, no valoren artículos de otros porque no son sus coleguitas. Que todos tenemos nuestras preferencias, gente con quien tenemos más relación... pero eso es otra cosa.
Tampoco me gusta que se busque solo la autopromoción, que intentes interactuar a menudo con alguno visitando su blog y comentando y no te den ni las gracias... Pasa en muchos sitios. En Twitter vendría a ser lo mismo. Qué gracia tiene este tuitero, le RT hasta cuando dice que se le ha caído algo al suelo. En cambio, si twitea algo otra persona que te gusta, no le haces RT porque ese twitero para ti no mola tanto y no se
merece tu RT.

8. ¿Qué haces cuando la inspiración se muestra esquiva a la hora de escribir un post?
Pues no escribo. Por eso anda tan abanadonado siempre... Prefiero abandonarlo a sentirlo como una obligación.

9. ¿Cual es la entrada que más te ha costado redactar y por qué?
Ninguna en especial me ha costado trabajo; si acaso, las que son más largas, o las de listas, que he tenido que invertir más tiempo en ellas.

10. ¿Tienes un solo blog o repartes tu tiempo libre entre varios?
Tengo otro, Talk On Korners.

11. ¿Cual es tu objetivo a corto y largo plazo a conseguir con el blog?
A corto plazo, expresar lo que siento con determinadas películas: por necesidad, y si tengo suerte y a alguien le descubro algo, genial. A largo plazo: pues tener como un diario de mis opiniones sobre películas con el paso del tiempo. Es interesante, seguro que muchas opiniones cambiarán.

Ahora se supone que debo nominar a 11 blogs, con menos de 100 seguidores... La verdad es que soy muy lo peor con el tema de seguir blogs, porque cuando llevo un tiempo sin actualizar el mío, me da remordimiento de conciencia entrar en blogger aunque sea para leer a otros, y me pierdo muchas cosas. No soy muy constante. Y a veces peco de no dejar comentarios, por supuesto.


KJ-Madness
Realm of madness
Troll Ardida
K- Hidden Music
Come... y cuenta
Ciudadano Noodles
Lo que tengo en mi cabeza
Cinemakorea
Motivos para levantarse
Daughter of SoHo Riots
Losthighwayblog


Se supone que ahora tengo que hacer 11 preguntas. Esto ya supone un poco de obligación... y la verdad es que he puesto los blogs que suelo visitar más, para darlos a conocer...pero ni siquiera sé si voy a avisar a los dueños, que así los comprometes. Las voy a poner por si acaso alguno lo ve y quiere hacerlo:


1- ¿Cuánto tiempo llevas con tu blog y cuánto crees que seguirás?
2- ¿Cuánta importancia le das a los comentarios?
3- ¿Cuáles han sido las mejores experiencias que has tenido gracias a tu blog?
4- ¿Hay algún momento en el que te has arrepentido de tenerlo?
5- ¿Qué quieres conseguir con tu blog?
6- ¿Escribes pensando en ti, o en la gente que podría leerte?
7- ¿Hay algo que te gustaría cambiar o conseguir con tu blog? (Más visitas, que te ofrecieran colaborar en algún proyecto...)
8- ¿Has llegado a encontrar amistades gracias a Blogger?
9- ¿Has pensado en pasarte a otro formato? ¿Qué encanto tiene el blog para decidir mantener uno?
10- ¿Qué tipo de blogs te interesan, y qué tipo de blogs o blogueros te parecen los menos interesantes?
11- ¿Has tenido o tienes otros blogs? Si tuviste alguno anteriormente, ¿por qué lo cerraste?

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Películas: The world's end (Bienvenidos al fin del mundo)

The world's end es el cierre a la Trilogía Cornetto, dirigidas por Edgar Wright y escritas por él y Simon Pegg. Las dos primeras entregas fueron Shaun of the dead (Zombies party) y Hot Fuzz (Arma fatal). La primera era una comedia con zombies, y la segunda una comedia paródica sobre el cine de acción de investigación policial.

Llevaba meses necesitando ver esta película, y esperaba mucho de ellas. Soy fan declarada de la Trilogía Cornetto, de Edgar Wright y de Simon Pegg (y si trabajan juntos, pues casi que más). Hace poco vi Spaced, la serie con la que iniciaron sus colaboraciones y que después de haber visto The world's end, me parece más que nunca una precuela perfecta y no pretendida de la trilogía. 

The world's end parte con esta idea: cinco amigos intentaron hacer la Milla de Oro cuando eran adolescentes, que consiste en recorrer los 12 pubs de Newton Heaven, y beber una pinta de cerveza en cada uno. Acabarían en el último, The world's end. Pero no lo lograron. 20 años después, digamos que el líder del grupo, Gary King (Simon Pegg), decide reunir al grupo para volver al pueblo de su infancia y lograr lo que no hicieron en su día.

Por supuesto, The world's end es divertida. Divertidísima. Tiene momentos absolutamente geniales, y diálogos y escenas que es difícil que olvide. Hot Fuzz me encanta, pero creo que fallaba en ser mítica, cosa que sí era Shaun of the dead. Y The world's end sí lo es. Hay demasiadas cosas que se van a quedar grabadas. Y seguro que os dan ganas de intentar vuestra propia Milla de Oro, y salir a beber con vuestros amigos. Y si la primera iba sobre zombies, la segunda sobre una investigación policial peculiar, esta no va solo sobre cinco amigos y su reencuentro. Si no habéis leído el argumento ni tampoco habéis visto el trailer, os aconsejo que no lo hagáis. Os llevaréis una sorpresa cuando veáis el giro de argumento y el camino que toma. Pero creo que aunque lo sepáis, puede que os sorprenda igualmente por cómo está llevado y cómo está metido. Yo la verdad es que, de vez en cuando, flipaba con lo que estaba viendo. Y siempre con una sonrisa en la boca. Sin revelar nada más, quizá era cuestión de tiempo que dos geeks amantes de la ciencia ficción como EdgarWright y Simon Pegg tocaran el género (aunque Simon Pegg ya lo hizo junto a Nick Frost en Paul).

Por supuesto, es auto referencial. Hay guiños a toda la trilogía, e incluso a Spaced (¡cameos de los actores que hacían de Marsha y Brian! ¡Qué emoción al verlos!). Hay algunos menos obvios, que quizá sepas capaz de relacionar si recuerdas las otras películas, porque son solo una frase o un plano. Hay otros más obvios, como el uso de un pueblo pequeño con habitantes curiosos (Hot Fuzz) y las peleas en pubs (Shaun of the dead), aunque no sean a ritmo de Queen. Y claro, también hay referencias externas. En las anteriores, recordabas las películas del género; en esta, sucede lo mismo en algunos puntos de la trama.

Las otras dos entregas eran pura diversión, con el toque de Edgar Wrigh en la dirección y el estilo de humor de él y Pegg. Esta tercera entrega no es solo eso: tiene cierto tono más sentimental (como sí tenía Spaced, entre gag y gag). The world's end nos habla de la juventud, de la amistad...y de cómo los años y el paso de la vida puede cambiarlo todo. Como a veces tienes ganas de salir de esa monótona rutina. O cómo puedes desear volver a esos días dónde parecía que nada importaba, los días dónde eras feliz con tus amigos, y creías que te ibas a comer el mundo y que el resto de tu vida iba a seguir siendo maravillosa. Pero a veces, la vida se tuerce, y todo puede ser una mierda. Al final nada sale cómo creías, y te das cuenta de que el mundo no es para ti, como te prometieron. También hay una pequeña crítica a la sociedad, a cómo funciona y cómo podría ser sin que nos diéramos cuenta, a nuestras ganas de luchar y nuestra forma de ser. Aunque, por otro lado, también hay una reivindicación del género humano. No somos perfectos, pero, ¿qué más da? ¿Por qué tenemos que serlo?

Sobre los personajes: pues tenemos a una pandilla de amigos muy amor, con Simon Pegg y Nick Frost al frente. No puedo no destacar a Martin Freeman, me parece que está muy gracioso, adorable y full of rage. Pero sin duda, el rey de la función es Gary King. Simon Pegg ha dicho que es su personaje favorito de todos los que ha tenido que interpretar. Y yo coincido. Amo con devoción todos los de la Trilogía Cornetto + Spaced, y otros de su carrera, pero Gary King es increíble. Se hace con la película desde el minuto uno. No es solo graciosísimo, es absolutamente mítico. Cada cosa que hace y dice no tienen desperdicio alguno. 

Siempre llevaré a Gary King en mi corazón. Y los pubs, Newton Heaven, a los cinco mosqueteros, el Boo Boo, el sandwich de mermelada, la conversación final de Simon Pegg con cierto líder, el significado de WTF, las peleas, King Gay, las caras de Martin Freeman, Nick Frost diciendo que Simon Pegg es su "cock", las cervezas, esa tinta azul, el Nokia de Gary King.... Todo acompañado de una gran banda sonora. La vi junto a cierta persona que escucha dos acordes de una canción y ya sabe cuál es, y a cada tema que sonaba, lo comentaba emocionado. La verdad es que les ha quedado una película mítica, y un cierre perfecto a la Trilogía Cornetto. Tengo la sensación de que me gustará todavía más cuando la vuelva a ver. Ahora soy incapaz de decidir si mi favorita de la trilogía es Shaun of the dead o esta...






jueves, 31 de octubre de 2013

La No Recomendación: Only God Forgives (Solo Dios Perdona)

La verdad es que por lo que estoy viendo desde hace tiempo por las redes sociales, siento que estoy sola con mi opinión sobre Only God Forgives. ¿Seré rara? ¿Qué me pasa? Porque la película me aburrió soberanamente, y me pareció bastante tonta. La otra verdad es que Drive, que también amó todo el mundo, tampoco me gustó. Quizá simplemente es que no me llevo bien con Winding Refn. 

Only God forgives es mucho más onírica que Drive, más abstracta. Y visualmente, está todavía más trabajada. Y, es, bastante mejor en ese aspecto. Decir que Only God forgives no tiene buenas imágenes es una tontería. Porque las tiene: tiene planos maravillosos, geniales. Pero para mí, ahí acaba todo. Tiene un buen envoltorio, pero ya está.

Por supuesto, me gustan las películas que impactan visualmente. Pero necesito algo más. Cuando llevaba un rato de esta película, pensé que las películas de hora y media a veces podían ser más largas que las películas de tres horas; y que las películas asiáticas deberían hacerlas los asiáticos, les salga a ellos bien o mal, pero es su terreno. Y pensaba: jo, cómo mola este plano. Pero cuando tras un rato, lo único que te dice una película es, de vez en cuando, que tal imagen es chula, algo falla. Pensé, al acabar, después de una hora y media que pareció interminable, que se podría hacer un vídeo chulísimo con esta película. Un vídeo de unos 5-7 minutos, con una buena elección de música. Y en ese vídeo, poner las imágenes más guays de la cinta. Y hubiera amado ese vídeo. Porque hubieran sido unos minutos de imágenes para flipar. Nada de historia, nada de diálogos, nada de orden. Simplemente la música y esas imágenes. Hubiera visto ese vídeo mil veces. Pero como película, para mí, es un desastre.

Los planos son guays, pero no me dicen absolutamente nada. Y me dice menos todavía Ryan Gosling, que ha llevado la inexpresividad al extremo en esta ocasión. Da igual que maten a su hermano, que se prepare para luchar en una pelea, que tenga un ojo morado, que su madre le diga barbaridades, que le hagan un baile sexy... él se pasea toda la película con la misma cara, que parece decir: puedo no ser muy espabilado, pero soy el mejor jugando a fútbol; me han dado una beca para jugar en la universidad. 

Sé que son películas que no tienen nada que ver, pero cuando hablé de Stoker, defendí la película por su aspecto visual. Dije que en manos de otro, podría haber sido un telefilm, pero que gracias a la mano de Park Chan-wook y el estilo visual, era genial. Y que de eso se trataba el cine, de aprovechar los recursos audiovisuales. ¿Por qué, entonces, critico  Only God forgives, si visualmente mola? Por lo que ya he comentado: no me dice absolutamente nada. Stoker me transmitía cosas en cada escena: no por la historia, sino porque los recursos utilizados (sonido, montaje...) y la manera en la que estaba rodada, me fascinaba y me hacía sentir cosas. En definitiva: me gusta Stoker por la manera en la que está contada. Y sinceramente, creo que Only God forgives no tiene nada que contar. Tengo la sensación de que se podrían quitar escenas enteras, o desordenar muchas (excepto las que afectan a la mínima trama argumental), y daría igual. Porque lo importante no es que haya algo que contar. Lo importante es la forma, pero detrás de la forma, lo que hay es una excusa para poder llevar esa forma a la pantalla. 

Igual soy yo la rara. Hay muchísima gente que está fascinada con esta película. Entiendo que alguien la adore si consigue entrar dentro. Yo no lo logré, y a los diez minutos de verla, solo recordaba alguna imagen suelta, los colores, y la inexpresividad de Ryan Gosling. Pero si encontráis un vídeo sobre la película como el que he descrito, me encantaría verlo.  

jueves, 3 de octubre de 2013

Momentos: La última noche (25th hour)

Seguramente, los que hayan visto la película, sabrán antes de mirar qué escena he escogido. No es que la película no tenga más de una gran escena. Las tiene, es una película bastante genial, y tiene sus grandes momentos. Pero quizá hay uno que se meta más en el recuerdo, que impacte más en el momento en el que la ves por primera vez. Sabes que, cuando acabes de ver la película, la buscarás para volverla a ver. 

No es ningún spoiler, y no os voy a contar nada de la película, así que podéis verla sin miedo. Os lo recomiendo. Estoy segura que hasta los más tranquilos y pacíficos alguna vez se han sentido así. Alguna vez habéis salido fuera y habéis odiado absolutamente todo y a todos. Todos nos cabreamos alguna vez. O en momentos determinados, hay cosas que pueden llegar a encabronarnos mucho. Y, de vez en cuando, lo que más nos cabrea, lo que menos soportamos, es a nosotros mismos.

Os la dejo en inglés y en español. La dejaría solo en VOSE, pero no encontré subtítulos y por si alguien no controla mucho el inglés, pues la tiene en castellano también. Disfrutad de este poco típico retrato de Nueva York, lejos de la imagen idílica que nos llega desde el cine. Aunque eso no significa que vayamos a dejar de amarla.





No puedo acabar la entrada sin decir nada de Edward Norton. Es muy grande. ¿Os acordáis de esa época en la que se puso de moda y nos dejó enormes actuaciones (como esta) en buenas películas? Ojalá le vuelvan a caer papeles así. 

domingo, 29 de septiembre de 2013

Series: Homeland (1ª y 2ª Temporada)

Llevo pensando hablar de Homeland desde que me vi las dos temporadas hace unos meses. Hoy se estrena la tercera, así que es un buen momento. Sé que se han dicho mil cosas de la serie, y hay halagos para aburrir. Sinceramente: no he leído demasiadas opiniones/reseñas sobre ella, porque me dan pereza. No sé por qué, pero sí. Y suelen ser demasiado entusiastas. Aviso: yo no voy a serlo. ¿Me gustó Homeland? Sí, me parece enretenida y bien hecha. ¿Me super encanta y considero que es buenísima? No.

Por dónde empezar. En teoría Homeland es una serie adictiva, o eso dicen. A mí me costó media primera temporada estar enganchada, y una vez la terminé, creo que pasaron un par de semanas hasta que me empecé la segunda, la cual me costó bastante terminar si tenemos en cuenta que es corta. No es que me aburriera, pero vamos, me dejaba indiferente. Que no sentía la necesidad de ver más, vaya. No es que no quisiera, pero esa necesidad no existía. Si no fui fan de la primera temporada, de la segunda menos, ya que creo que hay un bajón considerable.

¿Por qué no me acaba de encantar Homeland? Quizá sean los personajes. La verdad es que todos me parecen bastante insoportables, excepto Saul. Saul es lo único que me enamora de esa serie. Al resto de personajes solo me dan ganas de pegarles collejas. Sin excepción. Y tal vez a Brody y a Carrie con más ganas que al resto. Y ya que estamos hablando de sus personajes, hay algo que me quema por dentro: ¿por qué narices Jessica llama a su marido Brody? ¿Por qué no lo llama por su nombre? En serio. ¿Cuántas mujeres llaman a sus maridos de manera tan formal? Me crispa. También me hace gracia el gran papel del hijo de Brody y Jessica. Solo está para el efecto emoticono:

-Hey dad : D (sonrisa porque papá está en casa, y somos una familia)
- : ( (cara de tristeza porque hay problemas entre papá y mamá, y no somos una familia guay)

Qué haríamos sin él, guiándonos en la trama para saber si las cosas van bien o mal según la expresión de su rostro en los 10 segundos que aparece en escena.

Y quizá, sea por encima de todo, porque siento que me estoy metiendo a USA en vena con cada capítulo. Por todo. Porque la serie es muy americana en todo. En cuanto a desarrollo, tramas, cómo está rodada, el romance de los protagonistas y su evolución, frases que se utilizan (aún me acuerdo de frases tipo: Estaré siempre orgulloso de ti... *porque eres mi hijo* acabé yo la frase antes de Brody, y su hijo emoticono hizo: : D). Eh, que a mí me gustan las series americanas, me gusta el cine americano. Pero hay un estilo americano más típico y formal, y luego hay cosas que se salen un poco, aunque sigan pautas americanas. No sé si alguien me entenderá, pero para mí es puramente americana. Podría salir en formato thriller de acción en película, y tendría el estilo que hemos visto muchas veces. Eso no quiere decir que sea mala, me parece que está muy bien hecha, pero no me mata.

Por otro lado, el tema de los mensajes que recibo de esta serie cuando la veo. Que uno de los protagonistas sea un militar, imagen de típico héroe americano, y SPOILER se insista tanto en demostrar que en el fondo es una buena persona, porque hey, es militar y dará todo por su país SPOILER no me gusta demasiado. Y se trata el tema del terrorismo, y del Islam como religión. Hubo un momento en el que casi me sorprende y me engaña la serie, porque ostras, mostraba respeto por la religión y te la enseñaba desde otro punto de vista.

Pero tranquilos. Los árabes van a seguir siendo los malos de la película. Sobre todo, conforme avanza la serie (es más fuerte en la segunda temporada esta idea). Porque sí, igual algún político americano se ha equivocado y ha matado inocentes, pero se presentan como casos aislados, manzanas podridas de las que el maravilloso país debería avergonzarse, y ocultar los hechos de la vergüenza. Además, para arreglar ese desastre, y para salvar al gran país, está siempre la CIA. Ellos son los salvadores, los buenos. Como ellos dicen: nosotros no torturamos, no somos como ellos. Claro. Vosotros sois la polla. Aquí solo hay dos bandos, y cualquier persona es sospechosa si su piel tiene un tono oscuro. Porque los árabes son terroristas. Porque no buscan venganza ni justicia por los errores de alguna manzana podrida del perfecto sistema yanqui: son malos. Son extremistas, son terroristas, asesinos. Ellos quieren acabar con nosotros. Su meta es eliminar a todos los americanos, destruirlos. Y esto no lo digo yo: se dice explícitamente en la serie. Sí, lo dice uno.Y ese uno resulta que es terrorista. Pero ese uno es la representación de un todo. No se está vendiendo una imagen positiva de los árabes. No se tiene, y esto no la mejora, por mucho que esté centrado en terroristas, y no haya que generalizar. Precisamente, así se consigue generalizar, y justificar esta guerra contra ellos, porque son malos que quieren destruir a los inocentes ciudadanos norteamericanos. Y pensar que casi me engañan... En fin, en seguida comprendí por qué allí gusta tanto y se lleva tantos premios.
We're americans, bitches

Dejando a un lado esas americanas de mierda que me tocan bastante la moral, ya que puedo pasármelo bien con la serie a pesar de ello, creo que tiene otros fallos, que van creciendo conforme avanza la serie. En mi opinión, las tramas giran demasiado siempre sobre el mismo tema (Brody terrorista). Hasta cuando parece que está aclarada la verdad, hay otro giro que vuelve a guiar la trama sobre esa cuestión. No sé cómo será esta tercera temporada, pero espero que abran un poco el campo, ya que la segunda se me hizo algo repetitiva con los mismos giros de siempre. Y no solo se recurre a lo mismo en la trama principal. ¿Cuántas veces han discutido y se han arreglado Jessica y Brody a lo largo de la serie? Me aburren. Y se nota que necesitan tramas más fuertes, ya que en la segunda temporada tienen que darle más protagonismo a Dana para rellenar capítulos, y su trama me parece totalmente innecesaria. Podrías quitarla, y daría igual. 
En fin, a pesar de los peros, ya he dicho que creo que es entretenida, está bien hecha, y que tiene ciertos momentos y capítulos bastante emocionantes. Pero espero que la tercera sea algo mejor que la segunda, porque entre la repetición de tramas, el recurso de tramas aburridas, más dosis de americanadas y momentos pasteleo que puaj... pues como que se echa de menos algo más parecido a la primera temporada de la serie.

Para acabar, cuando terminé de verla, en Twitter colgué esta foto que creo que resume muy bien qué pienso de la serie:






Nota: 7

domingo, 22 de septiembre de 2013

Series: Spaced

Llevaba queriendo ver Spaced desde que, hace años, vi Shaun of the dead (Zombies Party) y Hot Fuzz (Arma fatal), y me hice irremediablemente fan del tándem Edgar Wright-Simon Pegg-Nick Frost. Por ahí la tenía, y no sé por qué, no me ponía a verla. Ahora que The world's end está tan cerca (bueno, para algunos ya es una realidad, pero en España no llegará hasta Noviembre, básicamente cuando ya se haya visto en todo el mundo, pero ya sabéis, la piratería es malísima), con ese cierre de la Trilogía Cornetto, me entró la fiebre fan otra vez. Me cuesta mucho ponerme a ver una serie, porque tengo tantas pendientes, que me agobio y no sé cuál empezar. Así que, cuando acabo una, tardo en empezar otra. Hace poco vi la maravillosa Sherlock, y estaba cayendo en un bucle terrible de volver a verla. Quizá hubiera seguido viendo una y otra vez sus capítulos si no le hubiera puesto remedio: ese remedio fue empezar a ver Spaced de una maldita vez. Y me odio por haber tardado tanto tiempo en hacerlo.

Spaced está escrita por Simon Pegg y Jessica Hynes, y dirigida por Edgar Wright. Es una sitcom muy corta, con dos temporadas de siete capítulos de 25 minutos de duración cada una. Es anterior a Shaun of the dead, y si sois fans de esa y de Hot fuzz y no habéis visto aún Spaced, no perdáis el tiempo. Os gustará, y además, en muchas ocasiones no podréis evitar acordaros de esas películas, porque tiene cierto estilo y ciertos momentos similares. Puede que no forme parte de la Trilogía Cornetto, pero es una grandísima introducción  a esa trilogía.

La serie arranca con Tim (el personaje de Simon Pegg), que se encuentra en la calle después de que su novia le deje y le eche de casa; y con Daisy, que anda también en busca de un hogar. Ambos se conocen casualmente, y encuentran un anuncio de un piso perfecto: el problema es que en el anuncio pide que solo se admitirán parejas. Esto no les echa para atrás, y deciden fingir que son pareja para conseguir el apartamento. A partir de esta sencilla premisa, podemos disfrutar de una serie divertidísima. De verdad, lo es. Hay innumerables frases y momentos que os harán reír y recordaréis durante mucho tiempo (vale, yo la acabé de ver hace dos noches, pero estoy segura de que recordaré esas cosas). Hay momentos surrealistas, hay cierto toque friki, y hay innumerables referencias a la cultura pop y al mundo del cine. Estoy segura de que se me escapan más referencias de las que me gustarían, pero cuando reconoces una de estas, todavía es más divertido. Y es una serie original. No he visto una sitcom así. Esto no es lo mismo de siempre, y está muy bien hecho.

Gran parte del encanto de la serie recurre, por supuesto, en sus personajes que, por supuesto, forman un grupo variopinto y excéntrico:

-Tim: El protagonista. Dibujante de cómics, trabaja en una tienda de cómics. Sufre porque le ha dejado su novia, pasa horas jugando a la Play, se masturba con Gillian Anderson, le reza a Buffy, La amenaza fantasma le dolió tanto que llega a perder su trabajo por gritarle a un niño que quería comprar una figura de Jar Jar.... Vamos, lo normal. Un tío guay, un poco histérico y muy gracioso.

-Daisy: Escritora, y en teoría también periodista, en paro. Se define como una persona muy creativa, pero lo cierto es que pasa los días sin hacer nada, evitando el trabajo, buscando excusas para no enfrentarse al bloqueo y la máquina de escribir. Forma una gran, gran pareja con Tim. 

-Brian: Probablemente, mi personaje favorito. Brian es un artista que vive en el piso de abajo de Tim y Daisy (pinta, ¿y qué pinta? Pues rabia, dolor, miedo... Esto es uno de mis gags favoritos de la serie, tendréis que verla para entenderlo), algo excéntrico y con cierta dificultad para relacionarse. Da momentos tremendamente divertidos, y conforme avanza la serie, descubres que en realidad, es un personaje muy tierno. Las bromas que proporciona gracias a su condición de artista sobre el arte contemporáneo son geniales.

-Marsha: La casera. Vive en el piso de arriba, con su hija adolescente, con la que tiene grandes discusiones a todas horas. Siempre la verás fumando, emborrachándose y tirándole los tejos a Brian.

-Mike: El mejor amigo de Tim. Está obsesionado con las armas y el ejército, al que desea volver, después de que lo expulsaran por coger un tanque para invadir París. Mantiene un bromance en toda regla con Tim.

-Twist: La mejor amiga de Daisy, Dios sabe por qué, ya que tienen muy poco en común. Twist está muy interesada en la moda, en ir monísima, y en pocas cosas más. Te juzgará gravemente por tu aspecto.

-Colin: El perro. No aparece en el primer capítulo, pero en seguida hará su primera aparición. Lo incluyo en los personajes porque no es una mascota de adorno que se pasea por ahí como en la mayoría de las series. Tiene protagonismo, e importancia en la trama. Y es la cosa más adorable del mundo. Si después de ver la serie no queréis tener a Colin en vuestras vidas, no tenéis corazón.

Aunque solo aparezca en dos capítulos, no puedo dejar de nombrar a Tyres, un bakala total que parece que nunca salga de la discoteca, y para el que cualquier combinación de ruidos pueden ser un temazo house con el que ponerse a bailar en cualquier momento.

Además de ser divertida, original y tener grandes personajes, Spaced también tiene momentos de esos que te hacen sonreír. No reír, sino reír por ternura, porque has conectado con los personajes, les has cogido cariño en poco tiempo, y quieres que todo les vaya bien. Además, creo que la situación de Tim y Daisy puede parecerse a alguna etapa de tu vida: te han roto el corazón, no tienes ganas de hacer nada, consigues trabajos de cualquier cosa menos de lo que quieres, pasas los días tirado jugando a la Play o viendola tele, estás algo perdido, las cosas no salen como tenías planeadas... Pero, a pesar de todo, la vida sigue. Las oportunidades ya llegarán, y mientras tanto, siempre podrás refugiarte en las personas que te importan. Porque Spaced es muchas cosas, es mucho más que una serie de acontecimientos delirantes y graciosos concentrados en cortos capítulos que se pasan en un suspiro y que te dejan con ganas de más. Y entre una de tantas cosas, es una defensa absoluta de la amistad. Y yo, estoy segura de que volveré a acudir a ellos en más de una ocasión. La única pega que se me ocurre sacarle es que solo tiene catorce capítulos.

Nota: 9




miércoles, 18 de septiembre de 2013

Películas: Un chiflado encantador (Geek Charming)

He tenido verdaderos problemas para meter esta película en categoría de Películas (que suelen ser reseñas positivas) o en La no recomendación. ¿Sabéis esa película que tiene cosas ridículas, y sois conscientes de ellas y de que es mala mientras la veis, pero no podéis evitar que os haga cierta gracia? Esto es lo que me pasa con esta película.

Un chiflado encantador (Geek Charming) es una película directamente para televisión de Disney Channel. Esto ya debería advertiros algo. ¿De qué va? Pues esto es una chica muy pija y muy ideal de la muerte. Y esto es un chico, que está en el grupo de los frikis. Pero, ojo, que el grupo de los frikis en esta ocasión es el grupo de cinéfilos, y él es el director del Club de cine. Esto no se aleja mucho de la realidad, porque hoy si has visto películas que la mayoría de la gente no, eres un friki que ve películas raras, en lugar de que otros piensen que tienes más cultura que ellos, y que la cultura es algo positivo. 

El caso es que el chaval y la pija van a tener que lidiar el uno con el otro, porque él decide grabar un documental sobre la popularidad centrado en ella, y ella está encantada con tener fama y ser la estrella de una película. Por supuesto, pasará lo que tiene que pasar: ella que lo desprecia a él por ser de un estrato social inferior, acabará viendo que es una gran persona; y él descubrirá que ella no es tan superficial como aparenta, y que tiene un buen corazón. Y se gustarán, y habrá un motivo dramático por el cual ella se comporta como se comporta; y querrá ser la reina de algún tipo de baile (en ese caso, quiere ser la Reina de las Flores). Todo muy poco previsible y muy poco visto.

Pero, extrañamente, como he dicho, la película tiene cierta gracia. Igual soy yo, que estoy loca y tengo mal gusto (aunque sé de otras dos personas que piensan lo mismo), pero se la veo. La película es entretenida, para qué negarlo; que hay películas del estilo que se convierten en verdaderas torturas. Por otro lado, no pueden dejar de hacerme gracia frases del estilo: "¡Es increíble que las personas populares como yo se vean obligadas a compartir el aire con frikis como tú!" Soy muy fan. No entiendo por qué no la he usado aún con alguien.

Y creo que la película gana muchos puntos por su pareja protagonista. Estoy convencida de que si hubieran sido otros petardos, me parecería bastante horrible. Ella es Sarah Hyland, a la que algunos conoceréis por Modern Family. Y él es Matt Prokop. Who? Pues todo lo que necesitáis saber de este chaval es (*Marujeo is coming*) que es el novio de Sarah Hyland. Si no recuerdo mal (porque me informé sobre ellos cuando vi la película, claro), se conocieron en High School Musical 3; y estaban ya juntos cuando rodaron esta película. Y ahí siguen. Y qué queréis que os diga: que no pueden ser más monos. No entiendo por qué no sé en qué momento de mi vida me he hecho fan de una pareja de dos personas que me son indiferentes y a los que he visto en una película de Disney Channel, pero así es mi vida. Me parecen muy adorables, y en la película se ve que hay algo entre ellos y quedan muy monísimos de la muerte. Que hagan segunda parte o algo, por favor.






Además, él da para una posible interpretación oculta de la película. No sé si conocéis al grupo Panic! At the disco, pero Matt Prokop es idéntico a Brendon Urie, el cantante. Los documentos audiovisuales no engañan:






 Panic!At the disco antes contaba con cuatro integrantes, pero la banda se separó en dos. El otro integrante guay del grupo era Ryan, que parecía una nena muy mona. Estoy (yo, y mucha gente más) convencida de que Brendon y Ryan estaban juntos, y que el grupo se separó cuando lo dejaron. Volviendo a la película, dado el parecido de Matt Prokop con Brendon, podría ser una biografía no autorizada sobre el cantante de Panic! antes de que conociera a Ryan y formara el grupo. Seguro que en su adolescencia ya era algo rarito. Y conoció a una chica que le hizo darse cuenta de dos cosas:
a) La importancia de la moda y el estilo. En la película, ella le enseña a renovar su vestuario para molar más. Ella es una diva, y le enseña a él cómo ser una (si conocéis a Brendon, sabréis que es una diva, y hasta en una canción dice: "I'm a diva").
b) La primera experiencia con una chica estaba bien cuando iban de compras, comían helado y criticaban a chicos y chicas horteras; pero a él le gustaban más los chicos. Como Ryan.

En fin, no os la voy a recomendar. Es una película muy tonta, pero si soportáis este tipo de películas y la pilláis un día por la televisión y estáis aburridos, igual os salva un rato. A mí ya me ha salvado dos veces (si voy a ser super fan al final...).

Nota: 5 

Crisis existencial / Qué es este blog / Mamá, de mayor quiero ser crítico de cine



Tras un parón por vacaciones (aunque ahora estoy siempre de vacaciones), he vuelto. Y he vuelto con dudas. 

He tenido una crisis existencial con respecto a este blog. ¿Por qué sigo con esto? No es que no me lo pase bien con mi blog y quiera abandonarlo (como si no lo hubiera abandonado veces ya). Simplemente, me pregunto por qué sigo con él. Qué puedo aportar yo. Vamos, qué hago yo con un puñetero blog de cine cuando existen otros cincuenta millones. Y de esos cincuenta millones, un porcentaje alto, es mejor que el mío, y lo lleva gente con bastante más conocimiento que yo. Porque puedo tener más idea que la media, pero en realidad, no tengo ni puñetera idea de cine. Porque me quedan demasiadas cosas por ver (creo que mi lista de pendientes en Filmaffinity supera las 1.500), aunque intento remediarlo poco a poco. Pero me encanta, y aprendo todo lo que puedo. Y me encanta hablar sobre cine, y como no siempre hay alguien dispuesto a escuchar tu charla pesada sobre el tema, pues me desahogo por aquí. Además, me resulta más divertido y más sencillo escribir lo que pienso que hablar sobre ello. Aunque a veces me surjan dudas, como cuando escribo un artículo de broma sobre Jennifer Lawrence, y se convierte en la entrada con más comentarios (muchos de ellos deseando mi muerte o insultándome); y que entradas que me trabajo más, sufra porque tienen pocas visitas o cero comentarios.

He dicho ya que hay cincuenta millones de blogs de cine. Reconozco que huyo de muchos. El problema es que tenemos el complejo de soñar con ser críticos de cine cuando seamos mayores, y algunos le ponen demasiado empeño, y se lo creen demasiado. Se creen que ya están jugando a ello, aunque estén en pañales. No todos, claro. Pero si hay determinados blogs que se me hacen pesados porque es como estar leyendo una fotocopia de un crítico: utilizan el mismo lenguaje, el mismo estilo... ¿Sabéis cuando leéis críticas (y con profesionales también pasa) y os parecen todas la misma? ¿Que casi podrían estar escritas por la misma persona, y que diferentes críticas valen para la misma película? Es el estilo que requiere:

1- Adjetivos muy largos. Cuantas más sílabas, mejor. Más culto suena.
2- Nunca pueden faltar adjetivos como: sobrio, exquisito, descarnado, pretencioso, intimista o delicioso. ¿Delicioso? Delicioso está el chocolate. Y ni eso. Yo cuando como chocolate no digo que está delicioso. Digo que está muy bueno, que está riquísimo, o que está que te cagas.
3- Expresiones como: "está pasado de vueltas", "rodada con mimo", "muestra de cine vivo", "ejercicio de estilo", "bien ejecutada", "repleta de lugares comunes", "un film redondo", etc.
4- Si es una película que solo busca entretenimiento o es una comedia no intelectual, nunca darle más de tres estrellas aunque hayas pasado el mejor rato de tu vida, porque no es sofisticado (porque juzgas con criterios objetivos, y de esa puntuación depende la vida de mucha gente, así que es muy importante que seas preciso y justo con tu valoración).

Por supuesto, no digo que mi estilo sea peor. Ni que todos los que utilicen este estilo no tengan ni puta idea y solo les guste el postureo. Solo que a mí me aburren las críticas así. No me dicen absolutamente nada. Prefiero a alguien que tenga un estilo más propio, aunque sea más imperfecto, que sea sincero y me entretenga leyendo sus críticas, no que necesite un chute de cafeína a mitad porque me ha dormido con su fingido estilo culto. Por cierto, no puedo dejar de recomendar el artículo de Noel Ceballos "Seis consejos para evitar convertirte en un crítico de cine garrafón", que podéis leer aquí. Es un estilo tan impersonal y con el que se puede abusar tanto de la pedantería, que sí, realmente puedes no tener ni idea y escribir sobre cualquier película. Recuerdo que conocí a alguien cuya mayor (y casi única) referencia cinematográfica era Julia Roberts, y que decía cosas como "A mí es que Tarantino no me gusta nada. Nunca he visto una película suya, pero es que no me gusta nada". Pero escribía con este estilo que os cuento. Participó en un concurso de críticas de cine, y quedó entre unos cuantos finalistas. Yo me quise tirar por el balcón, y me di cuenta de lo mal que estaba este mundo.

Yo no quiero fingir, ni jugar a que escribo en algún medio prestigioso. Quiero ver cine, divertirme y hablar sobre ello porque me gusta. Así que, eso es lo que puedo ofreceros en mi blog. No será un blog con estilo profesional, pero no quiero que lo tenga. Muchas veces acabaré hablando más sobre el tema o emociones de las que habla la película que de la película en sí misma. Y, además, intento que no sea muy monótono. Que no haya solo "críticas", sino que haya otro tipo de secciones para que esto sea bastante más entretenido, o que se abra debate. E intento ponerle humor de vez en cuando, como algunas ocasiones con La no recomendación, aunque creo que algunos se lo toman demasiado en serio. 

Puede que no os guste lo que veáis. Igual me daríais el suspenso en Filmaffinity, pero hey, esto está hecho con mucho mimo. Tiene alma, os lo digo yo. Y si no os gusta, buscad entre esos otros cincuenta millones de blogs que son mejores que el mío. Cuando alguien descubre algo gracias a este blog, o me dice que se lo ha pasado bien leyéndolo, ya siento que esto merece la pena. Aunque sea un dichoso blog entre cincuenta millones que solo me importa a mí.