sábado, 26 de diciembre de 2009

[Especial] Películas: Trainspotting

De qué se puede hablar cuando ya he hablado de todos los personajes, de algún momento, de partes de la historia...pues se puede hablar de más, de mucho más.

Al elegir la temática del blog, podría pensarse que al decidir que fuera de cine, limito los contenidos. Que quizá, mejor hacer un blog de temática general, en el que pudiera hablar de todo. Pero es que resulta, que si hablas de cine, puedes hablar de todo, de cualquier cosa. No es solo ficción, no son solo mundos o historias, es más, es mucho más.
Trainspotting es un buen ejemplo de lo que digo. No es una película sobre la droga y todo lo que ella abarca, por eso, entre otras cosas, es un gran error compararla con Requiem por un sueño. O al menos, no es una película solo sobre la droga. En la película se habla sobre la droga porque los personajes son adictos, no porque se quiera hablar sobre la droga y se inventen esos personajes como consecuencia.

Trainspotting es una crítica brutal a nuestra sociedad, a nuestra forma de vida, a cada uno de nosotros; reflejada especialmente desde la voz de Renton, pero presente en demasiados momentos de la película. Una sociedad acomodada, conformista, consumista, sin vida, sin alternativas al camino marcado, sin un final feliz, sin una existencia feliz en muchos casos debido a lo vacía, monótona y superficial que resulta.

También habla de la madurez, del crecimiento, del avance de uno mismo por su propia vida. De la necesidad de encontrar un lugar o un camino. En el caso de los personajes de la película, sobretodo de Renton, de buscar su propio camino, su propia forma de vida, encontrar lo que es mejor.

Es amistad. Desde esa amistad que en realidad no lo es, con ese colega que no sabes ni por qué le hablas, hasta ese amigo que lleva años contigo, pasando por el distanciamiento por determinadas causas.

Tiene humor. Tiene momentos duros, asfixiantes -el intento de rehabilitación obligada de Renton, sufriendo por el mono, es terrible...y no sería tan terrible sin Ewan McGregor y la actuación que nos regala-. Es surrealista. Es irónica. Es realista también. Es un cóctel de personajes demasiado geniales que se llevan gran parte del mérito. Es entretenimiento puro. Es rápida. Es corta, pero intensa, muy intensa. Hasta la banda sonora es perfecta, con la resurrección de Iggy Pop y más artistas como David Bowie (junto a Iggy Pop en Nightclubbing), Blur o Lou Reed. Cada canción encaja perfectamente en cada momento, aportando aún más a lo que ya era demasiado bueno sin ellas. Te hace tener mil sentimientos a la vez, incluso sentimientos contradictorios al mismo tiempo, como en la famosa escena del retrete más sucio de toda Escocia, en la que yo, al menos, siento una mezcla entre repulsión y fascinación.


No sé cómo Danny Boyle después de hacer algo así, hizo el bodrio de La playa. Que mira que era difícil, después de leer el libro pensé que era el libro más difícil de adaptar en una película que había leído nunca...y ahí está, la adaptación perfecta. ¿Que el libro siempre es mejor que la película? Bueno, me gustaría ver cuántos que dicen eso se han leído, por ejemplo, el libro en que está basado Forrest Gump. En este caso -coincido también en el de La naranja mecánica, por citar otro ejemplo-, la película me parece mejor.

Elige comedias románticas absurdas. Elige super producciones que son una copia una de otra. Elige directores creyéndose dioses solo por controlar la cámara aunque no te cuenten nada. Elige el ego de James Cameron. O el de Gus Van Sant. Elige cine clásico porque así quedas de culto y de entendido y molas que te cagas. Elige Casablanca o Ciudadano Kane porque son los grandes clásicos aunque disfrutes más con películas que siempre dirás que son una basura. Elige vampiros que brillan. Elige una gran historia destrozada por un remake o la versión americana, como ver a un gilipollas haciéndose llamar Goku en Dragon Ball Evolution o la intención de Spielberg de hacer un remake de Oldboy. Elige ver las segundas partes de Disney que nunca debieron existir -especialmente la de Pocahontas-. Elige ver solo cine americano o alguna de cine español y ve de que puedes mantener una conversación de cine con alguien que ha visto 500 películas más que tú solo porque de vez en cuando pagues por unas palomitas y una butaca. Elige pagar 6 euros en el cine por la película que tenga el cartel más grande.


¿Pero por qué iba a querer yo ver algo así? Yo elegí no e
legir 6 euros para ser gastados en esas basuras. Yo elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes Trainspotting?

3 comentarios:

  1. ERES AMOR, me ha encantado joder es que si!!! es genial, es de las peliculas mas geniales de la historia y lo digo con la cabeza bien alta, solo porque no este en blanco y negro y no salga Audrey Hepburn o Paul Newman, no deja de ser una puta obra de arte!!! ole ole y ole

    LO REPITO: ERES AMOR!!!!

    ResponderEliminar
  2. hmmmm.... gran verdad lo de ke no es una peli sobre drogas... es una peli dedicada a la tipica gente ke dice... estos niños ke lo an tenido todo i desperdician su vida enganxandose a la droga o a los videojuegos... o a perder el tiempo en general.... ke lo tienen todo??? su madre... nuestro mundo esta muy lejos del paraiso... Grande Renton...

    ResponderEliminar
  3. Estoy con Luis!
    eres amorrrr!!! :)
    ^^
    Me ha encantado esta entrada *__*

    ResponderEliminar